Pasamos pr?cticamente la tercera parte de nuestra vida sobre la cama, por lo tanto la higiene tiene que ser m?s que estricta. Tanto en los colchones como en almohadas y edredones, suelen habitar un gran n?mero de ?caros, que son quienes provocan gran cantidad de alergias.

Seguir una rutina fija de limpieza colabora en mucho a mantener la organizaci?n del hogar. Esto nos ahorra tiempo y recursos, ya que los objetos bien mantenidos alargan su vida ?til claramente.

Las almohadas hay que sacudirlas a diario. El forro de la almohada puede ser protegido de varias formas. Una muy simple es pasarle una tela apenas h?meda (sin mojar) con suavizante para la ropa. Otra soluci?n es pasar de igual forma (sin humedecer la almohada) una mezcla de almid?n de ma?z con agua. Dos veces a la semana se debe lavar la funda de la almohada. Cada varias semanas se lava la almohada en el lavarropas, en un lavado con objetos pesados, como zapatos deportivos. Sin son de plumas mejor mandarlas a un lavado en seco.

Los edredones deben ser ventilados a diario y aspirados una vez a la semana. Lo mejor es que el edred?n tenga m?s de una funda, las que lavaremos en el lavarropas una vez por semana. Para un buen mantenimiento, esparcir sobre la superficie (ambos lados y sin la funda) una mezcla de bicarbonato y b?rax en partes iguales. Se deja 15 minutos y se aspira hasta que no quede nada de ese polvo. Los que son de plumas se deben mandar a limpiar en seco, y los dem?s se pueden lavar en casa.

Fuente: blogbricolaje.com


Publicaciones Relacionadas