Como limpiar un sofá de piel:Existen muchos productos antimanchas que permitirán el que si por ejemplo nos cae algo de comida o un líquido sobre nuestro sofa de piel, en pocos minutos la mancha haya desaparecido, pero en otras ocasiones es imposible que estos productos actúen o lo único que conseguimos es hacer que la mancha se haga cada vez más blanca.
Es el ejemplo de muchas de las manchas de… tinta sobre sofás de piel de color blanco por ejemplo. Para eliminarlas lo que tenemos que hacer será tomar un paño suave, y aplicar sobre la mancha un poco de vaselina o de aceite de ricino que dejaremos actuar durante un par o tres minutos. Luego limpiamos lentamente con el paño y veréis como la mancha ha desaparecido por completo.
Otro remedio casero para limpiar la piel de los sofás en el caso de manchas de rotulador o manchas que llevan un tiempo incrustadas será la leche desmaquillante que utilizan las mujeres. Sirve y es efectiva y además no es necesario que después apliquemos un producto protector de la piel. Tan solo deberemos colocar un poco sobre la mancha y con un paño limpio la retiramos hasta que desaparece del todo. Luego acabamos de secar la piel con el paño y veréis que es casi magico.
Por otro lado tenemos el concepto de que la limpieza del sofá de piel la hagamos porque necesitamos que recuperer su brillo original o porque vemos que tenemos que renovar la piel.
Trucos para renovar o recuperar el brillo del sofá de piel:
De la misma manera que para retirar manchas existen productos específicos en el mercado, podemos decir que también hay productos que aplicados directamente sobre la piel servirán para que esta recupere su brillo, pero también tenemos otros que podemos hacer en casa.
Podemos decir que el talco nos va a servir para recuperar el brillo, para ello es necesario que lo echemos sobre un paño limpio y que sirva para limpiar la piel. Luego mezclamos a partes de dos tercios, y un tercio, esencia de trementina y cera de abeja. Toda esta mezcla la aplicamos sobre el sofá y dejamos que actúe y se seque durante unas horas. Después con otro paño seco, lo acabamos de secar y veremos como ha recuperado todo el brillo.
También podemos limpiar el sofá con un paño que este humedecido en vinagre blanco diluido en agua. Una vez seco tenemos que frotar el sofa con un algodón mojado en aceite de lanolina y esperar al menos un día, para sacar brillo con un paño.


Publicaciones Relacionadas