Las manchas de moho no solamente afean el aspecto de nuestro hogar, sino que pueden representar incluso un peligro para nuestra salud, fundamentalmente desde el punto de vista respiratorio. La necesidad de reparar y suprimir estas manchas supera las valoraciones est?ticas. Otro punto importante a tener en cuenta es hacerlo apenas aparecen. Solucionar un problema peque?o requiere de un peque?o trabajo, no as? si dejamos que avance.

Las manchas de moho aparecen cuando la superficie est? acumulando una cantidad de humedad importante. Detectar cu?l es la fuente de esa humedad, es la clave para dar una soluci?n definitiva. Lo m?s probable es que se trate de una ca?er?a da?ada, que da un peque?a pero constante p?rdida de agua, que va empapando la pared. Una vez que detectamos y reparamos el problema (la mayor?a de las veces debe hacerlo un experto), ya podemos proceder a reparar la pared.

Hay que tener en cuenta que algunas veces estas manchas ocurren no por una ca?er?a averiada, sino por un elevado aumento de la humedad ambiental, que puede deberse a una muy mala ventilaci?n en un ambiente donde se generan vapores, como puede ser la ducha del ba?o. En este caso, hay que solucionar la ventilaci?n como paso previo.

El procedimiento es sencillo. Debemos lavar la pared con detergente y cepillo como primer paso. Como en todas las situaciones que emplearemos alg?n qu?mico, hay que usar protecci?n para la vista y mascarilla. Lavamos luego con cloro y cepillo. Siempre enjuagamos muy bien entre cada paso. Por ?ltimo aplicamos un shampoo ?cido, que venden en las tiendas adecuadas y enjuagamos muy bien.

Dejamos secar varios d?as y ya podemos pasar al paso final que es pintar la pared.

Fuente: blogbricolaje.com


Publicaciones Relacionadas