Por salud, higiene y est?tica, la piscina tiene que ser bien mantenida durante todo el a?o, a?n cuando no se usa. Pocas cosas pueden afear tanto la imagen de nuestro jard?n como una piscina con el agua turbia y las paredes manchadas. Ni hablar ahora que ya est?n presentes las altas temperaturas, y el excelente estado del agua es una exigencia.

El filtro debe funcionar durante varias horas todos los d?as. Es importante seguir todas las normas del fabricante a la hora de abrir y cerrar las v?lvulas, cambiar la arena (generalmente cada 4 a?os) y hacer la limpieza del prefiltro. Se debe aspirar el fondo una o dos veces por semana cuando no est? en uso, y cuatro o cinco cuando se est? utilizando.

Los productos que debemos usar son pocos y de f?cil aplicaci?n. Hay que controlar el pH semanalmente, de modo de mantenerlo entre 7.2 y 7.6. Si sale de esos par?metros, ponemos incrementador o reductor de pH. Por fuera de esos valores esperados, no act?a el cloro.

Este ?ltimo es quien mantiene limpia la piscina, y libre de la enorme mayor?a de los g?rmenes, por lo tanto es crucial. Se controla semanalmente, en verano m?s seguido, y debe estar entre 1 y 1.5 ppm (en el mercado venden tirillas o reactivos para control). Si usas cloro en pastillas no pueden ir sueltas, porque manchan el fondo. Venden dispositivos que flotan y tienen un compartimiento para las pastillas con ese fin.

Tambi?n semanalmente debes poner una dosis de antialgas, adecuada a la cantidad de litros de la piscina. De lo contrario cambiar? desagradablemente el color del agua. Si el agua se pone turbia, aplica un fluculante, que es una sustancia que aumenta el tama?o de las part?culas que quedan flotando y son lo bastante peque?as como para que el filtro las detenga.

Es cuesti?n de constancia y un poquito de trabajo, pero vale la pena.

Fuente: blogbricolaje.com


Publicaciones Relacionadas