Cuando aseamos nuestras casas, podemos estar contaminando nuestro ambiente interior con los productos industriales que utilizamos comúnmente. Quienes rechazan el uso de estos productos, recomiendan el uso de productos naturales.
El día mundial del medioambiente, ¡Qué el Voluntariado ecológico comience en casa!
Vinagre y limón para combatir la grasa y desinfectar. (El limón mata el olor del vinagre). Combinados con agua y usando un cepillo duro podemos eliminar el moho. Si añadimos a estos 3 un poco de alcohol, podemos limpiar con un papel periódico las ventanas y espejos. Los platos se pueden lavar con una mezcla de limón, vinagre y jabón natural. Y el polvo de los muebles, solo es necesario un trapo viejo con agua; para mayor brillo se puede añadir vinagre, limón y aceite.
Jabón natural para limpieza general y como detergente para la ropa. Se puede hacer con aceite usado, agua y sosa cáustica.
Bórax para limpiar y desinfectar. Mezclado con agua puede sustituir la lejía. Es genial para limpiar los inodoros dejando una taza de bórax y media de vinagre durante toda la noche. Ojo, utilizadla con precaución pues puede ser tóxica en niveles altos.


Bicarbonato sódico para eliminar la suciedad y absorber los olores. Cuando se disuelve en agua desinfecta y quita la grasa. También es muy útil para limpiar porcelana, azulejos, manchas en alfombras, en la cocina o el horno. Para desatascar tuberías, se puede verter una taza de vinagre y otra de bicarbonato sódico por el desagüe. Tras dejarlo reposar unos minutos, se echa agua hirviendo.
Alcohol de quemar para limpiar, desinfectar, secar superficies de manera rápida y quitar manchas de grasa o pegamento. Si lo usas sobre materiales delicados, aplícalo con una bola de algodón.
Glicerina para limpiar y como capa protectora para eliminar manchas difíciles. También sirve para retirar la cera seca de las velas.
La limpieza de quirófano que nos muestran en la publicidad puede ser un exceso que, lejos de lograr un ambiente saludable, puede volver inmunes a ciertos gérmenes y bacterias además de la contaminación que los mismos químicos en los productos producen.


Publicaciones Relacionadas