Para eliminar las desagradables manchas de nicotina que se producen en las manos de los fumadores, basta frotarlas con un limón partido a la mitad. En el caso de los ceniceros manchados, tállalos con un corcho impregnado de sal fina. El mejor remedio es dejar de fumar.

¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En qué te podemos ayudar?
Envíanos un mensaje de WhatsApp
Powered by